Recuperación de Deudas

Recuperación de DeudasRecuperación de Deudas

Somos un despacho especializado en servicios de gestión de cobro e impagados. Nuestro objetivo, ahorrar tiempo y recuperar el dinero de nuestros clientes de manera rápida y eficaz.

Mejore su gestión y su negocio aprovechando nuestra dilatada experiencia en ofrecer soluciones de total garantía y con un alto grado de eficacia. Desde el recobro por vía amistosa, gestión de deuda y negociación especializada, hasta la reclamación vía judicial o gestión concursal.

Confíe en nuestra experiencia en el cobro de deudas e impagos. Nos encargamos del recobro de sus impagados y deudas por usted sin dañar la relación con sus clientes.

Por eso nuestra misión es aportar soluciones efectivas a los problemas de cobro o impagos poniendo, al servicio de quienes trabajan con nosotros, todos nuestros recursos, infraestructuras y experiencia. Con el objetivo de responder a las necesidades de nuestros clientes en el menor tiempo posible.

Conseguir resultados en el menor tiempo posible, no puede reñir con una buena praxis. Nuestro método de trabajo, cimentado en un estricto tratamiento ético y legal, así lo demuestra.

RECUPERACIÓN AMISTOSA DE DEUDA

PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS le ofrece un servicio de recuperación amistosa de deuda. Nuestro equipo estudiará toda la documentación presentada por el cliente en la reunión de inicio de actividad.

Previo análisis de la situación financiera del deudor, que nos permite determinar la mejor estrategia para reclamar la deuda, ponemos en funcionamiento un sistema rápido y eficaz basado en remisión de comunicados escritos y llamadas telefónicas.

El éxito de la gestión finaliza con la recepción del dinero adeudado directamente en la cuenta de nuestro cliente. PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS es uno de los pocos despachos del sector que no actúa como intermediario en el pago.

Este servicio no tiene ningún coste para usted, sólo deberá abonar la comisión pactada una vez haya recuperado su deuda.

Si ya se ha producido la deuda, la mediación en el menor tiempo posible es fundamental para recuperarla. Por eso nuestro equipo de asesores judiciales, especializados en la gestión de cobros de todo tipo de operaciones comerciales, trabaja de forma individual y personalizada cada una de ellas. Ya que, encontrar los argumentos y soluciones adecuadas para cada caso es fundamental en el éxito final.

Nuestro método de trabajo para este tipo de procesos es nuestro sello de garantía, basado en una serie de acciones de seguimiento de deudas, análisis de deudores y, sobretodo, trabajando en base a resultados a un porcentaje de éxito.

De este modo transmitimos un mensaje de total transparencia, tranquilidad, compromiso y confianza de que nuestro interés es el mismo que el de quienes colaboran con nosotros (es decir, recuperar la deuda). Ya que si no conseguimos recuperar su dinero a usted no le comporta ningún gasto de ningún tipo.

La experiencia de nuestros profesionales nos permite entender la manera de actuar de los deudores y, en consecuencia, encontrar el mejor marco de acción para recuperar los impagos sin tener que llegar a la vía judicial.

NUESTRA COMISIÓN ES DEL 20% SOBRE EL TOTAL RECUPERADO.

RECLAMACIÓN JUDICIAL DE DEUDA

Si la recuperación amistosa fracasa, previa certificación de viabilidad por motivos de solvencia del deudor, el equipo de abogados de PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS iniciará la reclamación judicial, cubriendo las siguientes actuaciones:

* Gestionamos la recuperación del IVA de sus impagados, contemplado en el REAL DECRETO – 6/2010.

* Procedimiento monitorio: Para reclamaciones de deudas dinerarias liquidas vencidas y exigibles, sin límite de cuantía.

* Juicio Verbal: En caso de oposición a la reclamación de deuda por vía monitoria se proseguirá por este tipo de procedimiento (Hasta 6.000 €).

* Juicio Ordinario: En caso de oposición a la reclamación de deuda por vía monitoria se proseguirá por este tipo de procedimiento (Desde 6.000 €).

* Ejecución de la sentencia: Una vez obtenida la sentencia, o bien el deudor paga o bien iniciamos la ejecución de la sentencia.

Usted sólo pagará por el inicio del proceso de reclamación judicial:

* Escrito de presentación de procedimiento monitorio

* Envío de comunicación al demandado anunciando el inicio de las acciones judiciales

* Certificado para la recuperación del IVA

En caso que, por algún motivo, la gestión de cobro haya sido infructuosa, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de continuar con el proceso por vía judicial.

Nuestro bufete de abogados, especialista en este tipo de casos, es quien dictaminará las probabilidades de éxito, antes de interponer una reclamación por esta vía, y quién asesorará a nuestros clientes para recomendar qué proceso se adecua a su caso (monitorio, ordinario, cambiario, etc.).

No podemos olvidar que utilizar este proceso, al fin y al cabo, es usar una herramienta más para obtener un único fin, recuperar el mayor porcentaje del dinero adeudado. Por lo que también buscamos, de forma paralela, cerrar acuerdos extrajudiciales que beneficien a nuestros clientes.

Una vez recuperada la deuda que el cliente recibirá directamente en su cuenta bancaria, y NO tras la obtención de la sentencia, PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS facturará al cliente la comisión pactada del 20% tras el éxito del procedimiento.

Contamos con un equipo de abogados especializados y dedicados en esta materia.

RECLAMACIÓN INTERNACIONAL

El caso de un impago internacional conlleva una dificultad añadida para las empresas, ya que a los habituales problemas de comunicación entre las partes, al desconocimiento de la legislación o la contratación de juristas en destino se suele sumar el coste económico y de tiempo que requiere de las empresas acreedoras. El servicio de recobro internacional de PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS opera por el medio de una estructura internacional de agentes locales.

Lo único que deberá hacer es entregarnos la documentación que acredita la deuda. PREVISIÓN LEGAL ABOGADOS se pondrá en contacto con su red internacional de agentes de recobro e iniciará la gestión de la misma.

Esta gestión de reclamación de deuda se podrá realizar de forma aislada (un expediente), o podrá adherirse a uno de nuestros planes internacionales.

Póngase en contacto con nosotros para que podamos ayudarle.

Clasificación de los procedimientos judiciales de recuperación de deudas.

Los procedimientos declarativos son el monitorio, el verbal y el ordinario. Los procedimientos ejecutivos son el cambiario y el de ejecución.

Proceso monitorio.

Por medio del proceso monitorio se puede exigir de otro el pago de una deuda dineraria, vencida y exigible, de cualquier importe, cuando la deuda de esa cantidad se acredite mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica, proveniente del deudor, o bien mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aun siendo unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que parezca existente entre acreedor y deudor.

También se podrán reclamar por el proceso monitorio las cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos. Si el deudor se opone al escrito inicial del acreedor, el asunto se resolverá definitivamente en el juicio que corresponda.

Juicio verbal.

Se trata de un procedimiento sencillo, en el que la concentración de las actuaciones es máxima. Asimismo, se busca una mayor celeridad en su tramitación, bajo el criterio de la simplicidad de lo discutido y su cuantía económica. Se seguirá este procedimiento en determinadas materias tasadas en la Ley de Enjuiciamiento Civil, y siempre que la cuantía reclamada no exceda de 6.000 euros.

Entre estas materias pueden citarse, a modo de ejemplo, la reclamación de cantidades por impago de rentas y cantidades debidas por el arrendatario, o la instada por el titular de un derecho real inscrito en el Registro de la Propiedad, que demande la efectividad de esos derechos frente a quienes se opongan a ellos o perturben su ejercicio.

Juicio ordinario.

En el supuesto del juicio ordinario, se trata de controversias de mayor complejidad por la materia discutida, o por la cuantía reclamada (superior a 6.000 euros). También los casos en que la cuantía del litigio resulte imposible de calcular, ni siquiera de modo relativo.

Entre estas materias puede citarse la impugnación de acuerdos sociales adoptados por juntas o asambleas generales o por órganos colegiados de administración en entidades mercantiles, las reclamaciones en materia de competencia desleal y defensa de la competencia, o las demandas en que se ejerciten acciones relativas a condiciones generales de la contratación.

Juicio cambiario.

Para iniciar este procedimiento será necesario aportar el efecto de comercio que reúna todos los requisitos previstos en la Ley Cambiaria y del Cheque, cuya corrección formal se analizará por el Tribunal ante el que se presente la demanda. Para poder acreditar en dicho procedimiento que se ha producido un impago del efecto comercial, es preciso contar con los siguientes documentos:

* Protesto notarial: documento a través del cual un notario da fe de que no se ha atendido el pago de un efecto debidamente presentado al cobro.

* Declaración sustitutiva: declaración del librado (o de la entidad en la que se presenta el cheque, que hará la declaración a través del Sistema Nacional de Compensación Electrónica), fechada y escrita en el efecto, con indicación del día en que el mismo fue presentado para su cobro y del impago del mismo.

El Tribunal, a continuación, requerirá al deudor para que pague en el plazo de diez días, y ordenará el inmediato embargo preventivo de sus bienes por la cantidad que figure en el título ejecutivo, más otra para intereses de demora, gastos y costas, por si no se atendiera el requerimiento de pago.

Llegado a este punto, el deudor podrá:

* Atender el requerimiento, asumiendo las costas procesales.

* Personarse, en los cinco días posteriores al requerimiento de pago, y negar la autenticidad de su firma, en cuyo caso el Tribunal podrá dejar sin efecto los embargos que se hubieren acordado, exigiendo, si lo considera conveniente, la prestación de caución o garantía adecuada por el deudor.

* Interponer en los diez días siguientes al del requerimiento de pago, demanda de oposición al juicio cambiario, en la que podrá alegar frente al tenedor del efecto los siguientes motivos de oposición: los que tengan origen en las relaciones con el tenedor, la falsedad de su firma, la falta de legitimidad del tenedor o de las formalidades del efecto, y la extinción del crédito cambiario. El Tribunal dictará sentencia resolviendo a quién da la razón, esto es, al tenedor del efecto o al deudor.

* No interponer demanda de oposición, por lo que el Tribunal despachará ejecución.

Procedimientos ejecutivos.

La acción ejecutiva deberá fundarse en un título que lleve aparejada la ejecución. Este título puede ser judicial (una sentencia declarativa, que determine, por ejemplo, que el deudor debe satisfacer al acreedor las sumas concretas derivadas del impago de la cuota de amortización de una tarjeta de crédito) o no judicial (escritura de préstamo, formalizada con intervención notarial).

Los títulos más destacados que abren la vía ejecutiva son la sentencia de condena firme, los laudos o resoluciones arbitrales, las escrituras públicas y las pólizas de contratos mercantiles intervenidas notarialmente.