Derecho Penal

Derecho PenalDerecho Penal

Abogado especializado en Derecho Penal

El Derecho Penal es el área del derecho más urgente y es que necesita una rápida y eficaz intervención por parte de nuestros experimentados abogados.

Para ello contamos con un Servicio de Urgencias 24 horas (Tfno.: 661 233 576) porque sabemos de la imperiosa necesidad de contactar con un Abogado Penalista en esos primeros momentos tras la detención de un familiar o allegado.

En nuestro despacho de Madrid siempre hay un abogado penalista de guardia que le atenderá en esos primeros momentos de confusión, con disponibilidad para trasladarse a cualquier punto del territorio nacional.

Previsión Legal Abogados es un despacho especializado en Derecho penal, lo cual garantiza un alto grado de conocimientos técnicos en una materia donde entran en juego derechos fundamentales de los afectados.

Todos nuestros abogados estan colegiados en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con amplia experiencia ante los tribunales en el área de Derecho penal.

El despacho Previsión Legal Abogados tiene una amplia experiencia en la defensa de toda clase de delitos ante todas las instancias.

Nuestra filosofía se basa en el rigor técnico y el trato personalizado al cliente, desde el máximo compromiso con el respeto a las garantías procesales y a los Derechos Fundamentales, en especial el Derecho a la Presunción de Inocencia, y con el objetivo de prestar en todo momento la mejor defensa posible. Basamos nuestro trabajo en el esfuerzo, conocimiento especializado y dedicación plena a nuestros clientes.

El trato al cliente es exclusivo, personalizado, así como el estudio de su caso y la defensa del mismo. La experiencia y la dedicación es lo que distingue a nuestro despacho y, por supuesto, el resultado obtenido.

DERECHO PROCESAL PENAL

LA DENUNCIA VS QUERELLA.

1.- LA QUERELLA:

Es la declaración que una persona efectúa por escrito para poner en conocimiento del Juez unos hechos que cree que presentan las características de delito. Con ella el querellante solicita la apertura de una causa criminal en la que se investigará la comisión del presunto delito, y se constituirá como parte acusadora en el mismo.

La persona que realiza la declaración ha de manifestar en la querella su intención de intervenir en el procedimiento judicial como parte acusadora, pudiendo apartarse del mismo en cualquier momento, sin perjuicio de que pueda exigírsele la responsabilidad civil y / o penal que en su caso proceda.

El Juez o Tribunal decidirá si admite o no a trámite la querella interpuesta. Contra la resolución (auto) que dicte desestimándola podrá presentarse el llamado recurso de apelación.

* Requisitos mínimos:

La querella ha de formularse por escrito con intervención de abogado y procurador y en ella debe figurar:

• El Juez o Tribunal al que se dirige.
• Nombre, apellidos y vecindad (viene determinada por el lugar de residencia) del querellante.
• Nombre, apellidos y vecindad del querellado. Si se desconoce la identidad del querellado, se debe indicar su descripción así como todas aquellas señas de las que se dispongan y que puedan contribuir a su identificación.
• La descripción de los hechos, el lugar, la fecha, y la hora en que ocurrieron.
• Las diligencias que deben practicarse para comprobar el hecho.
• La petición de que se admita a trámite la querella, de que se practiquen las diligencias indicadas y se tomen las medidas cautelares personales o reales que se consideren oportunas.
• La firma del querellante.

Junto a la querella deberán aportarse aquellos documentos o pruebas que sirvan para acreditar los hechos objeto de la misma o indicar dónde pueden encontrarse.

2.- LA DENUNCIA:

La denuncia es la declaración que efectúa una persona para poner en conocimiento del Juez, Ministerio Fiscal o la policía, unos hechos que se considera que pueden constituir un delito. A diferencia de la querella, el denunciante no interviene personalmente como parte acusadora en el desarrollo del proceso penal.

Si la denuncia se realiza verbalmente, se extenderá un acta en forma de declaración que será firmada por el declarante y por el funcionario o autoridad que tome la declaración. En este acta debe hacerse constar la identidad del denunciante. Generalmente se entregará un resguardo de haber formulado la denuncia, en caso contrario puede solicitarlo. El denunciante no puede apartarse de la denuncia. Una vez formalizada la denuncia, se procederá a comprobar la veracidad de los hechos denunciados.

3.- EL MINISTERIO FISCAL

El Ministerio Fiscal es una “parte” necesaria en los juicios que se celebran por delitos públicos o semipúblicos (se persiguen de oficio por las autoridades) en los que haya existido denuncia del ofendido, no siendo necesaria su intervención en los delitos privados (sólo perseguibles a instancia de parte).

Vela por la acción de la Justicia en defensa de la Ley, y por los derechos de los ciudadanos y del interés público; así como debe velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la protección del interés social.

Entre otras, las funciones más destacadas del Ministerio Fiscal son:

* Ejercitar la acción penal y civil, independientemente de que exista acusador particular; también puede oponerse a la acción ejercitada por otros.
* Velar por los derechos fundamentales, libertades públicas, cumplimiento de las resoluciones… etc. cuando afecten al interés público y social.
* Puede intervenir en el proceso penal solicitando a la autoridad judicial que se adopten medidas cautelares como la detención, la prisión provisional, fianza… etc.
* Puede visitar en cualquier momento los centros de detención, penitenciarios o de internamiento de su respectivo territorio, examinar los expedientes de los internos y solicitar la información que crea necesaria.

4.- EL ACTOR CIVIL

El actor civil es aquel que ejercita la acción civil (la reclamación de las responsabilidades civiles derivadas de la comisión de un delito) dentro del proceso penal. Siempre será actor civil el Ministerio Fiscal en aquellos casos en los que intervenga dado que está obligado a ejercitar la acción civil junto con la penal independientemente de que en el proceso esté personado un acusador particular.

Será también actor civil el acusador particular y privado, es decir, la persona directamente ofendida por el delito, salvo que desee ejercitar esta reclamación civil en el correspondiente juicio civil. Además del ofendido o perjudicado, pueden ser actores civiles sus herederos.

5.- EL ABOGADO DEL ESTADO

Asume la representación y defensa del Estado, la de sus organismos autónomos y determinadas entidades públicas e interviene en aquellos casos en que el Estado se ve afectado por la comisión de un delito:

* Como acusador particular: Cuando el Estado resulta perjudicado en un proceso por delito común.
* Como defensor: Cuando un funcionario del Estado sea acusado por hechos cometidos en el ejercicio de su cargo, siempre que haya actuado conforme a la legalidad o cumpliendo órdenes de la autoridad competente.
* Como defensor: En aquellos supuestos en los que el Estado pueda ser condenado como responsable civil subsidiario.

6.- EL IMPUTADO

Es el acusado en el proceso penal y es perseguido porque se le imputa la realización de unos hechos sancionables penalmente; si se ha adoptado contra el imputado algún tipo de medida cautelar, pasa a denominarse inculpado en el proceso penal. Si tan sólo recaen sospechas sobre la persona a la que se considera responsable de un hecho punible, se la denomina sospechoso.

Cuando en los delitos graves existen verdaderos indicios de la culpabilidad del imputado y el juez dicta el correspondiente auto de procesamiento sobre el mismo, el imputado pasa a denominarse desde ese mismo momento procesado. Una vez terminada la primera fase del proceso, presentado el escrito de acusación, el imputado pasa a denominarse acusado; si es condenado por sentencia se le llamará condenado; en el caso de que ya estuviera cumpliendo sentencia, se le designará reo.

7.- EL RESPONSABLE CIVIL

Responsable civil es la persona frente a la cuál se dirige la acción o reclamación civil dentro del proceso penal, esto es, a quien se le reclama la reparación del daño o indemnización por los perjuicios derivados del delito.

El responsable civil directo es el autor del delito o la falta. En caso de ser dos o más los responsables del delito, el juez establecerá la cuota de responsabilidad civil de cada uno de ellos, respondiendo conjuntamente por sus cuotas y subsidiariamente respecto a las cuotas de los demás responsables. Las entidades aseguradoras responden de forma directa frente a los asegurados por los hechos punibles que éstos cometan.

En los supuestos en los que los responsables civiles directos no puedan hacer frente a sus responsabilidades, lo harán en su lugar los responsables civiles subsidiarios o secundarios (por ejemplo, en el caso de hechos punibles cometidos por una entidad pública, responderá en segundo lugar el Estado si la entidad no puede hacerlo). El responsable civil podrá intervenir activamente en el procedimiento aportando las pruebas que considere oportunas en defensa de sus intereses.

I. DEFENSA PENAL

1. Ante cualquier imputación o acusación penal encomiende su defensa a un abogado penalista de su elección.

2. Si es detenido por la policía nacional, policía local, policía autonómica o la guardia civil, tiene derecho a nombrar un abogado: llame a un abogado penalista de su elección.

3. Aunque tenga derecho a un abogado de oficio sepa que los agentes de la autoridad o el juez deben concederle hasta 8 horas para que llegue su abogado particular.

4. Si le citan o llaman para declarara en la policía, guardia civil o el juzgado, llame inmediatamente a un abogado penalista de su elección.

5. Tiene derecho a no declarar en la policía o guardia civil, y declarar, si lo desea, en el juzgado. En muchos casos, es mejor declarar en el juzgado y no en la comisaría o cuartel, ya que su abogado tiene derecho a entrevistarse con usted después del trámite policial y antes de declarar en el juzgado. Además, su abogado podrá consultar las diligencias en el juzgado, si éstas no han sido declaradas secretas.

6. No se deje amedrentar por la policía o guardia civil:

a) no declare usted bajo ningún concepto sin la presencia de su abogado.
b) no firme nada si no está delante su abogado.
c) ante cualquier agresión, maltrato físico, amenaza o coacción, solicite el Habeas Corpus.
d) si cree que le han detenido ilegalmente o sin motivo, solicite el Habeas Corpus.
e) solicite un médico si está herido, tiene algún problema mental, ha consumido estupefacientes o alcohol.
f) cuéntele a su abogado cualquier anomalía que haya observado en su detención.

7. Guarde cualquier documento que le pueda ayudar en su defensa, y recuerde los nombres u otros datos para identificar a los testigos.

8. No deje su defensa para el último día: las primeras horas y días desde el comienzo de un procedimiento penal (atestado, diligencias, declaraciones, reconocimiento médico, etc.) son fundamentales para la defensa.

9. Sepa que no está obligado a auto inculparse.

10. Tenga en cuenta que una imputación, procesamiento o acusación penal pueden significar el ingreso en prisión, el embargo de sus bienes y su ruina o la de su familia.

11. Si usted o alguien de su familia o un amigo tiene un problema penal, sepa que los abogados penalistas estamos especializados en defender a los ciudadanos para que, haciendo uso de su derecho de defensa, intentemos resolver su situación de la mejor forma posible.

II. ACUSACIÓN PENAL

1. Si usted ha sido víctima de un delito, un abogado penalista puede personarse como ACUSACIÓN PARTICULAR en el juzgado y presentar denuncia y querella contra las personas responsables del delito.

2. Un abogado penalista personado como ACUSACIÓN PARTICULAR puede solicitar medidas cautelares contra la persona que le haya agraviado, tales como: detención, privación de libertad, libertad bajo fianza, embargo de sus bienes, registro del domicilio, de la empresa, etc.

3. El abogado de la ACUSACIÓN PARTICULAR puede solicitar al Juez de Instrucción que declare el secreto de las actuaciones o la intervención de las comunicaciones (teléfono, Internet, correo, etc.)

4. El abogado de la ACUSACIÓN PARTICULAR puede proponer al Juez de Instrucción la práctica de prueba tales como declaraciones de testigos, peritos, del denunciante o querellante, del denunciado o querellado, pruebas documentales, etc.

5. Su abogado pedirá para usted la máxima indemnización que le corresponda en concepto de responsabilidad civil.

En Previsión Legal Abogados combinamos una trayectoria y experiencia dilatadas con una renovación constante en los métodos de trabajo, prestando al cliente un servicio diligente y adaptado a su situación y circunstancias.

Desde el primer momento, mediante la realización de un Plan de Viabilidad Jurídico, en el que le expondremos cómo enfocar su asunto, cuánto le va a costar (precio cerrado) y el plazo aproximado que puede tardar en resolverse.

Confíe plenamente en nuestra dilatada experiencia en los Procedimientos Penales – estamos especializados en defender sus derechos. Surgido el litigio, defendemos sus derechos e intereses con la mayor firmeza.